El verdadero retiro

“Muchos para su retiro buscan las casas de campo, las orillas del mar, los montes; cosas que tú mismo solías desear con anhelo. Pero todo esto es una vulgaridad, teniendo uno en su mano el recogerse en su interior y retirarse dentro de sí en la hora que le diere la gana; porque en ninguna parte tiene el hombre un retiro más quieto ni más desocupado que dentro de su mismo espíritu, especialmente aquel que dentro de sí tiene tal provisión de documentos que al punto, dándoles una ojeada, se halla en suma tranquilidad. La que yo ahora llamo suma tranquilidad no es otra cosa que un ánimo bien dispuesto y ordenado…”

Marco Aurelio. Meditaciones. Libro IV.