COACHING INTEGRATIVO

 El Coaching es un servicio de ayuda nacido en el ámbito deportivo y que después pasó al ámbito empresarial. Hoy día se asocia el coaching con un tipo de servicio por el que las personas tratan de mejorar su rendimiento, generalmente a nivel económico. Sin embargo, el coaching también es aplicable a la esfera de la persona, a la mejora de su calidad de vida, a la gestión de sus emociones y comportamientos o a la superación de situaciones conflictivas.

Este modelo de coaching se llama integrativo por dos razones:

-La primera es que uno de los objetivos principales es que la persona integre los diferentes aspectos de sí mismo que puedan estar disociados, es decir, que haya cierta coherencia interna en los objetivos que se propone, en cómo conseguirlos y en el sentido que le da a todo ello en su conjunto.

-Por otro lado, se llama integrativo porque, a parte del Coaching, recoge herramientas de otras prácticas afines, como son el Asesoramiento Filosófico, la Logoterapia y el Desarrollo Emergente, cuya base fundamental es el arte de la mayéutica socrática. Así, el coach ayuda a que el coachee alumbre su propia sabiduría interna, a que despliegue los propios recursos internos, a que se responsabilice de su situación y actúe en consecuencia.

En el proceso, suele haber una revisión de las creencias y los valores que se esconden tras determinada situación, que muchas veces son la fuente de nuestros obstáculos y sufrimiento. Las creencias limitantes sobre nosotros mismos o los demás o el choque entre diferentes valores, pueden ser causa de grandes conflictos, y todo ello nos llama a revisar nuestra filosofía de vida, que es la base desde la que operamos, pues nuestra realidad adopta la forma en que la interpretamos.

Muchas son las problemáticas por las que una persona puede acudir a un coach, como por ejemplo problemas en el trabajo o en la familia, o en las relaciones, por querer mejorar la autoestima y la confianza en sí mismo, o por no saber cómo lograr lo que se quiere, entre otras muchas. Además, y siguiendo lo recién comentado, también se atienden situaciones de crisis vital o existencial, angustia, falta de sentido o propósito en la vida, pérdida de interés o motivación para cambiar, sentimiento de aislamiento, dudas con respecto a qué hacer en determinada problemática, etc.

A diferencia de algunas terapias, no se hace tanto hincapié en sanar las heridas del pasado (ello no quita que se pueda hacer una mirada retrospectiva cuando el caso lo requiera), sino que se trabaja desde lo que hay en el presente (ideas, creencias, valores, emociones, sensaciones físicas) para transformarlo y darle una salida que tenga sentido para nosotros.

Si bien siempre es preferible que las sesiones sean presenciales, también es cierto que gracias a los avances de la tecnología es posible hoy día realizar sesiones vía online sin ningún tipo de problema, con lo que se salvan las distancias geográficas que puedan impedir el aprovechamiento de las sesiones.

Para más información, envía un email a pauandchi@gmail.com sin compromiso y te atenderé a la mayor brevedad posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s